Gulpiyuri es una auténtica bañera natural abierta en medio de las praderas asturianas, es un lugar único en el mundo.
Gulpiyuri es una pequeña playa situada en posición retrasada respecto al borde costero y formada en su mayor parte por arenas cuarzosas. Se trata de una dolina inundada, inmersa en una plataforma cárstica y aislada de la superficie del mar abierto. Conecta con el mar a través de una caverna; con lo que se deja sentir la influencia de las mareas y la acción del oleaje Es una de las más singulares playas asturianas por ser un espacio cerrado al mar; con el que se comunica subterráneamente. Se trata de una depresión interior, alejada unos 100 m de la línea costera. Como enclave de alto interés, Gulpiyuri ha sido declarada Monumento Natural y forma parte de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos. (más…)
Si vais a visitar Asturias no dejeis de acercaros a Llanes y ver los bufones de Pria, de allí parte una senda costera al borde de acantilados donde podrás comprabar la furia y el rugido ensordecedor del mar.
Playa de Llames de Pria es dónde comienza la senda.
Los bufones de pria es uno de los espectáculos naturales más bellos y espectaculares que hay. Estos son grietas y chimeneas abiertas en las rocas de los acantilados, cuando el mar está furioso empuja el agua con fuerza y pasa por las grietas y chimeneas produciendo un silbato y saliendo a la superficie como si fuera un surtidor, llegando incluso a medir 20 metros de altura.

Bufones de Pria

La senda a recorrer va desde Llames y Bufones de Pria, pasando por la playa de Villanueva, la playa de Cuevas del Mar de ahí se baja por una escalera que desemboca a un pequeño bosque de encinas y zarzaparrillas, ahí el itinerario nos lleva de regreso a Llames de Pria.
Esta ruta es recomendable hacerla en otoño o invierno donde los bufones rugen y saltan en su máximo esplendor.

Lagos de Covadonga

El conjunto de los lagos de Covadonga (llamados Llagos de Cuadonga o Llagos d'Enol en Bable) está formado por dos pequeños lagos, el Enol y el Ercina de origen glacial situados en la parte asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa, en el macizo occidental de dicha cadena montañosa. Existe un tercer lago, el Bricial, que sólo tiene agua durante el deshielo, pero también pertenece al conjunto.​ En Asturias son conocidos simplemente como los lagos. Se sitúan en el concejo de Cangas de Onís y se accede a ellos a través de una carretera de 14 km que nace en el Real Sitio de Covadonga para llegar en primer lugar al lago Enol, incluyendo también una pequeña carretera que les llevaria hasta el Lago Ercina. Su frecuente uso desde 1983 como final de etapa en la Vuelta ciclista a España ha popularizado internacionalmente el paraje. La afluencia masiva de turistas, sobre todo aficionados al ciclismo, ha obligado a limitar el desarrollo de pruebas ciclistas en el entorno de Los Lagos. No obstante, la zona cuenta con una infraestructura turística. La excesiva afluencia de visitas, en especial en temporada alta, también ha supuesto que el acceso en coche a los Lagos esté restringido, pudiendo acceder únicamente utilizando el transporte público habilitado para ello. Los vehículos particulares sólo pueden circular a primera hora de la mañana (antes de las 8:30 a.m) y a última de la tarde ( a partir de las 20:00p.m). En temporada baja, no hay rectricciones de acceso con vehículo particular. En las proximidades del lago Ercina, en Buferrera, hasta 1979 se explotaron minas de hierro, manganeso y mercurio. Las personas que visitan dicho paraje tienen a su disposición un aparcamiento "aparcamiento de Buferrera", un centro de visitantes , un refugio y dos bares restaurante para su disfrute.
Ciclismo
Desde Cangas de Onís, y tomando la carretera AS-262 se llega, después de 10 km, al Santuario de Covadonga, que es donde realmente comienza la subida, a través de la CO-4. Actualmente, en temporada alta el ascenso a los Lagos de Covadonga está restringido, y sólo se puede acceder en autobús, que sale desde las distintas paradas desde Cangas de Onís a Covadonga. El resto del año el acceso es libre. Características Desde el Santuario, la subida consta de 14 km, en los que se salva un desnivel de 962 m, lo que supone una pendiente media del 6,87 %. El tramo más duro se encuentra entre los km 7 y 9, en las zonas conocidas como La Huesera (una recta de 800 m con rampas de entre el 12 y el 15 %) y el Mirador de la Reina, con rampas que alcanzan el 14 y el 15% de desnivel.3​ Historia (más…)